Páginas vistas en total

miércoles, 9 de enero de 2013

The sweetest condition.



The sweetest condition es una de mis canciones preferidas. Es cierto que en el directo, la voz de David Gahan pierde color, no eran los mejores momentos del cantante, pero musicalmente el directo de Depeche Mode no difiere de la versión grabada en el estudio. Por eso incluyo la versión remasterizada de 2007, para que apreciéis las diferencias y las semejanzas.

La melodía parece rastrear los rincones más sucios de la condición humana cuando hablamos de atracción, seducción y sexo y la letra otorga un resquicio a la irracionalidad que nos mueve y nos condena tan a menudo.

Traducir un texto siempre reporta riesgos. Yo creo que incluso más cuando se trata de una canción en la que debe condensarse no ya una historia sino una sensación o un sentimiento. La más dulce condición cuando hablamos de un estado, de una manera de estar podría tener un giro más exacto en español. No sé si esta es la mejor traducción y por ello os invito, como siempre a que intentéis aportar vuestro punto de vista.


Taken in by the delicate noise
Knocked to the ground by the subtle thunder
Shackled and bound by the sound of your voice
Wandering around in silent wonder

What chance did I have
With the silver moon
Hanging in the sky
Opening old wounds

Taking hold of the hem of your dress
Cleanliness only comes in small doses
Bodily whole but my head's in a mess
Fuelling obsession that borders psychosis

It's a sad disease
Creeping through my mind
Causing disabilities
Of the strangest kind

Getting lost in the folds of your skirt
There's a price that I pay for my mission
A body in heaven and a mind full of dirt
How I suffer the sweetest condition

Taken in by the delicate noise
Knocked to the ground by the subtle thunder
Shackled and bound by the sound of your voice
Wandering around in silent wonder.

Traducción.

Guiado por el ruido frágil,
derribado por el trueno sutil,
esposado y forzado por el sonido de tu voz,
asombrado mientras deambulo en silencio.


¿Qué podía hacer
ante la luna plateada
que suspendida del cielo

abre viejas heridas?

Al apoderarme del ribete de tu vestido,
la honestidad apenas me acompaña.
Me mantengo íntegro, pero mi cabeza está hecha un lío
porque alimenta una obsesión cercana a la psicosis.


Es una enfermedad lamentable
que recorre mi mente
y me genera
todo tipo de extrañas discapacidades.

Al perderme en los pliegues de tu falda
debo pagar un precio en el intento.
Un cuerpo celestial y una mente sucia.
¡Cómo sufro de la más deliciosa situación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario