Páginas vistas en total

viernes, 30 de diciembre de 2011

Casas III

Una parte de los topónimos que toman "Casa" como base para su formación se configura acompañado de un Complemento del Nombre. Dentro de esta estructura existe una diversa gama de posibilidades; empecemos por los formados por:
Casa + C.N (Sintagma Preposicional) introducido por la preposición "de" + Sustantivo Propio.
En plural, en la provincia de Cáceres hallamos, por ejemplo, Casas de Atilano, de Felipe, de Millán, del Cid, como si el Cid hubiese pasado por allí, de Don Antonio, o de Don Gómez, entre otros.
En Albecete, acompañdo o no por el artículo femenino, en singular o plural, encontramos Casas de Pascual, Las Casas de Jaime, de Lázaro, de Rodrigo, de Verlupe, de Delgado, Las Casas de Haches, Las Casas de los Mateos, de Ves, de Mohedillas, de Juan Gil, de Juan Núñez, entre otros.
Como vemos hay gran variedad de formas que se completan con nombres compuestos, como Casas de Marigutiérrez, de Maripérez, de Miraflores, de Valtenebroso, de Encinahermosa o de Malagana.
Como ya dijimos en la introducción a esta serie de topónimos, Albacete y Cáceres son las provincias que guardan mayor número de estos topónimos. A los nombres propios se les une los nombres propios con apellidos, que también hay en Cuenca, como Las Casas de Fernando Alonso o Las Casas de Juan Fernández.
A veces, se refieren al nombre del dueño o terrateniente y otras a la familia, como en Ciudad Real La Casa de los Santiagos. En otros casos, se guarda el tratamiento de cortesía: Casas de Don Juan, en Granada.
Citemos algunas de estas poblaciones con antropónimo en el complemento del nombre: Les Cases de Xilxes, Castellón; de Eufemia, en Valencia; Casas de Tallante, en Murcia; Las Casas de los Mateos, en Albacete; Casas de Monleón, en Salamanca; de Haro, en Cuenca; Les cases d' Ivanyes, en Alicante; Las Casas de Juan Quilez, en Albacete; Casas de Sebastián Pérez, en Ávila; Casas de Malagana, en Albacete, entre otros nombres.
Una parte de estos topónimos, parten del diminutivo Casillas. Así, Casillas de Velasco, en Córdoba; de Belvís, en Cáceres; Las Casillas de Anguix, en Guadalajara; como variante en el diminutivo: Casicas del Río Segura.
Por último, una pequeño conjunto de pueblos añaden en el complemento del nombre "San o Santa"; y son Casas de San Galindo y Casas de Santa María, ambos en Guadalajara; Casas de San Juan, en Badajoz; y Casas de Santa Cruz, en Cuenca.
Dejamos en el tintero algunos pueblos que harían engorrosa esta larga nómina y esperamos no haber errado en la denominación o en la ubicación de alguno de ellos.

domingo, 25 de diciembre de 2011

Casas II

Partamos de aquellos topónimos cuya estructura es un Sintagma Nominal formado por Determinante + Núcleo, o simplemente por un Núcleo.
En el primer caso, la gran mayoría de ellos se enuncian en plural con determinante artículo: Las casas. Además, suelen ser diminutivos que toman el sufijo -illas, -itas, -etes, -iñas o -icas. Cabe mencionar alguna excepción como es El Casón, en Albacete o As Casarizas, en Orense, que como vemos toman el artículo masculino o utilizan un sufijo diferente.
Entre estos topónimos, son un caso singular Casinos, en Valencia, similar al italiano Casino, empleado como casa elegante y cómoda; Casla (lat: Casula) con el sentido de "cabaña", en Segovia; o Cáseda, en Navarra, con el sufijo de abundancia -etum (-edo; -eda).
En cuanto al segundo caso, los topónimo formados por un solo sustantivo, destacamos Caseiro, en Orense; Caserías, en Jaén y Casoio, en Orense.
Otros topónimos toman un derivado como Casar, en Cantabria; Casares, en Málaga o El Casar, en Córdoba o Guadalajara.
Por otro lado, una serie de ellos se forma con Casal o con O Casal, en Galicia.
Por último, añaden dos sufijos los topónimos Casarejos, en Soria; Casarejo, en Cádiz; Casariche, en Sevilla y Casarito en Salamanca.
Añadimos como cierre los topónimos formados por coordinación: Casitas y Arogatillos, en Cáceres y Casares y Quevedo, en Cantabria.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Casas I.

Uno de los topónimos con mayor arraigo en la geografía española es, sin duda, el de Casas.
Aparece como base simple sobre la que se añaden complementos del nombre, ya sean adjetivos o sintagmas preposicionales,como palabra compuesta con o sin complementos o bien acompañado de nombres propios o comunes. Además, incluimos la familia léxica de casa, bien sea casar o caserío, o bien los diminutivos o despectivos.
Las provincias españolas que registran mayor número de topónimos con este nombre son Albacete, con 102 y Cáceres y Cádiz con 29; a continuación, Valencia, con 21, Cuenca, con 19, Las Palmas de Gran Canaria, con 11 y Murica y Salamanca, con 10. Las Baleares registran 12 topónimos, pero parece que muchas de ellas son urbanizaciones recientes.
La mayor parte de ellos se localizan en la mitad sur de España y no hemos encontrado pueblos con este nombre ni en Huelva ni el País Vasco.
El topónimo "Casa" procede del latín Casa, definido como habitáculo rural o casa de campo al que se añade el sufijo -arius que da -ero, abreviado en -ar, que alude a conjunto de casas dispersas en el campo que no llegan a formar población.
Puede aparecer en singular o plural, con artículo o sin él o con diminutivo.
"Casal" es sinónimo de "caserío" y "casa de pueblo", como conjunto de casas dispersas o lugar en ruinas.
Con esta entrada iniciamos un conjunto de capítulos dedicados a los más de 350 que se reparten por la geografía española. Y conectamos con "Casielles", en Asturias, que ya había aparecido en este blog.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Sólo hay acción.



NO EXISTE EL BIEN, NO EXISTE EL MAL,
NO HAY VIDA EN LA MUERTE, NO HAY MUERTE EN LA VIDA,
NO EXISTE LA GUERRA, NO EXISTE LA PAZ,
LA SÍNTESIS ES TU VOLUNTAD.
NO EXISTE EL DESTINO, NO HAY LIBERTAD,
LA SÍNTESIS ES TU VOLUNTAD.
NO EXISTEN DIOSES NI RELIGIÓN,
TAN SÓLO EXISTE SUPERSTICIÓN.
SÓLO HAY ACCIÓN.

El Aviador DRO y sus obreros especializados.

La fragilidad del ser humano.



Desde la integridad del ser humano, es fácil juzgar a los que nos rodean, pero cuando la integridad se ha ido perdiendo, desmenuzando por los envites de la vida, entonces, se descubre la verdadera dimensión del ser humano y sólo entonces se evidencia su verdadera integridad.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Sarna con gusto no pica.

Una vez más la fiesta de la democracia ha sido un éxito. Sus ritos se han desarrollado de acuerdo con lo establecido en una jornada otoñal, muy nubosa y en oscasiones lluviosa. Es verdad que la participación ha descendido un poco con respecto a las últimas elecciones generales, pero ha de decirse que, a pesar de todo, ha sido alta.
Una vez más, la procesión de ciudadanos recuperaba con pausado ritmo la senda de las urnas a la hora del aperitivo, conscientes de la trascendencia del acto.
Acuciados por el paro y por la crisis financiera, la que ha tenido siempre la sufrida clase media, los españoles sabían que había llegado el momento de cambiar, quizá para que todo siguiera igual, pero, al menos, con la seguridad de que el gobierno electo nos iba a dar leña avisando, aunque de manera timorata, de sus intenciones; lo cual es de agradecer.
Así que hemos expulsado a un gobierno que negó la crisis desde el inicio de su legislatura, a un gobierno que rectificó una y otra vez hasta la enésima intentona por no renegar de sus principios mientras renegaba de sus principios, a un gobierno que tuvo que traicionarse a sí mismo y a sus electores en virtud de los dictados del capital y ahora elegimos a otro que avisa de que saldremos de la crisis a base de recortes, caiga quien caiga. ¿No quieres caldo? Pues toma dos tazas.
Y es que, mientras las agencias de calificación se despachan a gusto y Merkel, acompañada de su perrito faldero, nos dan lecciones de cómo proteger sus legítimos intereses, los PIIGS de Europa (y pongo dos íes por no olvidarme de la macarrónica Italia), nos debatimos entre utilizar la tijera, la podadera o directamente la guadaña. Nos movemos en un espacio poblado de cuchillas afiladas mientras vemos aumentar o descender la prima de riesgo por encima o por debajo de los 400 puntos básicos.
Que dónde está Rajoy, nos preguntamos todos. Trabajando, por supuesto, no es para menos, porque quiero creer que no estará afilando las hojas de la resplandeciente cizalla que con tanto celo oculta. A lo peor se ha cercenado la lengua con su filo.
No quiero pensar tampoco que el nuevo presidente tenga miedo a afrontar el reto que le ha deparado la coyuntura inter-nacional, aunque no hay que descartar el hecho de que considere quizá que haya llegado él para hacer bueno a Zapatero. El tiempo pondrá en su sitio a tan denostado presidente.
Si el mundo se debate entre la tala incontrolada de los progresos del estado de bienestar y la búsqueda desesperada de los brotes verdes, los españoles ya hemos decidido que queremos una España azul, y que nos va la marcha, que de eso entendemos bastante, pero luego, cuando empiecen a caer la sanidad y la educación públicas, cuando los sueldos se reduzcan, cuando los beneficios sociales pasen a ser un privilegio inasumible, espero que aquéllos que esconden su voto, como Mariano sus intenciones, no me calienten las orejas con su queja plañidera.
Otra cosa bien diferente será que empecemos a pensar que hay otras opciones más allá del maniqueo PP-PSOE y que los españoles nos concienciemos de que nos merecemos otra democracia más representativa y menos mentirosa, y que más allá de los Ayuntamientos y las Comunidades Autónomas debe existir un Estado que ejerza como tal. Necesitamos la renovación del Estado. Comencemos por adelgazar las instituciones y a los burócratas y preservemos en la medida de lo posible la republica.

martes, 11 de octubre de 2011

Defensa de la Hispanidad.

En 1934, Ramiro de Maeztu escribía su Defensa de la Hispanidad con la intención de revalorizar el papel jugado por España en la Historia y la finalidad de contribuir a la construcción de un proyecto que situara a la nación a la altura de los ideales que, según él, inspiraron la España Imperial. No se trata del Maeztu que reprochara a los españoles haber sacrificado su futuro por Dios y la Iglesia, una vez ocurrido el Desastre del 98, sino de aquel otro, que sin haber abandonado el espíritu cristiano que siempre le acompañó, colaborara con sus ideas al afianzamiento de las corrientes tradicionalistas, conservadoras y fascistas que se prodigaron durante la Segunda República.
         La Hispanidad no necesita nuevas cruzadas ni nuevas misiones evangelizadoras, pero, sin entrar a valorar las tesis defendidas por Maeztu, que son producto de un contexto histórico y de una evolución personal concretos, creemos que la Hispanidad necesita hoy en día reforzar su identidad para construir sobre ella un futuro más próspero. Una identidad conseguida tras un recorrido de quinientos años en los que se ha consolidado una cultura diferenciada, por ejemplo, de la anglosajona o del islam, por citar algunos. La Hispanidad es lo que es y negarlo sería de necios.
         Por eso creemos que no se debe apelar al concepto que define nuestra identidad en vano y menos para hacer Patria desde el paternalismo, sino en todo caso desde la hermandad de todos los hispanoamericanos sostenida sobre tres grandes pilares: el temporal, el espacial y el lingüístico.
En cuanto al eje temporal, nadie duda de que la Historia constituye el primer signo de identidad de los pueblos y naciones puesto que los consolida como comunidades definidas a través de una serie de hitos reconocibles por todos y ante todos. La memoria que éstos tienen de sí mismos es fundamental para darles continuidad y proyección futura, aun en tiempos de decadencia, y es preciso que las lecturas revisionistas de los acontecimientos pasados se hagan desde la complacencia y con un espíritu crítico necesario para concluir políticas comunes de progreso, expurgando miedos y complejos derivados de quienes difundieron la leyenda negra. Nuestra historia común no puede olvidarse, frivolizarse o pasarse por alto como si fuera algo prescindible o indigno; tampoco puede nadie en nombre de ninguna ideología apropiarse de ella porque no está sujeta a la exclusividad  de ninguna clase social ni de ningún partido político. La Hispanidad no puede reducirse a preceptos simplistas para apelar a su unidad. De modo que frente a la unidad, proponemos la comunidad
         En segundo lugar, la Hispanidad es fruto de un proceso de expansión territorial iniciado desde la península ibérica cuyos límites ha impuesto la historia a lo largo de los siglos. Ese ámbito, en el que podemos reconocer las huellas de nuestros antepasados, conforma la segunda de nuestras señas de identidad y debe entenderse como el hogar en el que quepan todos los hispanos sin distinción. Bajo este principio, los flujos migratorios sucedidos en el pasado con dirección a América y los que se producen en la actualidad hacia España, deben observarse como necesarios y enriquecedores para todos y no como un peligro. La Hispanidad se sustenta en la pluralidad de sus pueblos y naciones y en la diversidad cultural por encima de preceptos homogeneizadores. Es más, cruzado el umbral del siglo XXI, la Hispanidad debe ser la casa donde quepan todos aquellos ciudadanos del mundo que quieran convivir con nosotros y compartir nuestra cultura.
         Por último, la Hispanidad tiene en el español el signo más evidente de su identidad. A través de él se expresan y se comunican unos cuatrocientos millones de personas que expresan una manera de entender el mundo. Una lengua común compartida por tantas naciones se transforma necesariamente en un lazo de unión de primer orden que debe cuidarse y potenciarse sin ningún tipo de reparo, sobre todo cuando el español, hoy en día, debe soportar el empuje que ejercen otras lenguas cultural y económicamente dominantes.
         Así pues, defendemos la Hispanidad y reconocemos en nuestros semejantes a los “espíritus fraternos... que habrán de cantar nuevos himnos”, la defendemos de los “que apedrean las ruinas ilustres... o empuñan la daga suicida”; la defendemos con la Esperanza del que entonara en su día por ella un saludo optimista.

sábado, 8 de octubre de 2011

La educación finlandesa.

De todos es conocida la calidad de la educación pública en Finlandia y en ocasiones, si no hay nada mejor que hacer, dado que existe en España la afición de compararnos con otras realidades europeas, por qué no plantearnos cuáles son los secretos de tan loable sistema y cuáles las causas de que en España no levantemos cabeza.
Digo la educación finlandesa, puntera en Europa, como podríamos compararnos con la alemana o con la de nuestra tan imitada y admirada nación francesa. Aceptemos el reto de mirar tan alto (por lo de ocupar el número uno o dos del ranquin como por lo de estar al Norte) tomando como modelo de reflexión la que aporta la Señora Mullor en el artículo cuyo enlace dejo al final. Interesante artículo, por cierto, que derrama por sus poros un tufillo neoliberal y prejuicioso que da que pensar.
¿Pueden compararse dos países con sociedades tan diferentes entre sí, con sistemas educativos tan diferentes? No creo, pero no está mal que nos planteemos si podemos mejorar en algo. La respuesta sería: sí, podemos, yes, we can.
Podríamos empezar, de entrada, por cambiar a nuestros políticos, a nuestros Ministros de Educación, a los equipos de asesores (pedagogos también, por favor) que tanto se preocupan por cambiar las leyes en educación, movidos por intereses políticos y partidistas más que por ofrecer un respusta definitiva. ¿Para cuándo un consenso en educación en España?
A lo mejor, se me ocurre, gran parte del dinero destinado a educación se pierde en financiar un conjunto de parches poco afinados entre sí en vez de dedicarlos a la formación integral de los alumnos, y, a lo mejor, carecemos de una eficiente coordinación pedagógica y de un sistema que conecte la formación con la proyección laboral; aquí no vamos a hablar de la necesidad de reformar el mercado laboral y el sistema productivo. ¿Para cuándo un consenso en la reforma del mercado de trabajo y en la reconversión del sistema productivo?
Todo es mejorable. Los profesores podrían tener una mejor formación pedagógica, pero nuestros profesores no son peores que los finlandeses. Sencillamente, cuentan con una realidad social muy diferente. Han pasado por tribunales de oposición y hacen lo que pueden. Son funcionarios, hacen cumplir la ley, la ley que les limita y obliga a hacer y deshacer en una sociedad en la que no están suficientemente valorados o reconocidos.
No se trata de que cuenten con más privilegios, ni de que trabajen poco, ni de que se les pague más. Se trata de abordar la cuestión en todas sus variables con valentía y determinación, de apostar por la enseñanza pública de verdad y no de minarla cada vez más en beneficio de un sistema concertado o privado.
Es evidente que se puede mejorar.

http://ideasyanalisis.wordpress.com/2011/10/04/188/

sábado, 24 de septiembre de 2011

Shouldn't have done that


Nunca como ahora, en este momento en que la escuela pública está en peligro, resulta tan adecuada una canción como ésta en la que se plantea la importancia de la educación desde que accedemos a la guardería o a la escuela infantil. Propongo, como siempre, que alguien ofrezca una traducción para una canción tan minimalista y coral.
Plans made in the nursery  
Can change the course of history  
Remember that
Mommy's annoyed, says go and play  
Don't show your face, stay away all day  
Shouldn't have done that
Small boy and his infantry  
Marching around so naturally  
Shouldn't have done that
Grows up and goes to school  
Such a nice boy, obeys all the rules  
Mummy's proud of that
Leaves school to follow his ambition  
Knows what he wants, to be a politician  
Shouldn't have done that

viernes, 23 de septiembre de 2011

Trabajar dos horas más.

No pensaba escribir en este blog nada que tuviera relación con el conflicto entre los profesores de Secundaria y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, hoy, cuando he ido a recoger a mis hijos a las tres de la tarde, me he topado con uno de los padres del colegio con el que he mantenido una encendida conversación en torno a las razones por las que hacer huelga o no.
Primero manifiesta que ha hecho huelga, pero que la incidencia en su centro de la huelga el segundo día había sido menor, cosa normal, aunque depende de las zonas dentro de la Comunidad, ya que, por ejemplo, en mi instituto, en Tres Cantos ha sido al revés, y eso, teniendo en cuenta que el Pintor Antonio López registra siempre índices muy bajos. El martes los datos fueron de 29 profesores en huelga y el miércoles de 37 en un claustro de 57.
Este padre, profesor de Religión, manifiesta a continuación que tiene dudas sobre el sentido de la huelga. Le pregunto que por qué y contesta que en su centro no se ha notado en absoluto esa serie de recortes que sí son evidentes en la gran mayoría de centros de Madrid aunque él lo ignore. Le explico, por ejemplo, que si haces un desdoble de dos grupos en una asignatura, necesitarás tres profesores que la impartan y que si no haces un desdoble, tan sólo necesitas dos. O sea, que un desdoble es bueno porque con dos grupos a 30 alumnos cada uno sacas tres a 20 y así, la cosa cambia pues favoreces la atención a los alumnos.
Pero en su centro esto no ha ocurrido. No voy a dudarlo, debe de ser un centro con mucha mano para manterner condiciones aceptables que otros centros no han sido capaces quizá porque simplemente se han tenido que tragar las rectrictivas instrucciones dictadas en julio para el comienzo de curso.
Le comento, entre otras cosas, que si me aprietan las tuercas, a lo mejor no voy a estar muy dispuesto a hacer extraescolares pues son horas que hago sin que me las paguen convenientemente; me refiero a que me dan una dieta para un bocadillo, pero no me pagan esas horas extras en las que estoy al cuidado de los alumnos. Entonces me espeta que no confunda a los padres con esos argumentos porque siempre hemos hecho extraescolares, que es verdad que no están pagadas y que los alumnos y los padres no tienen que sufrir las consecuencias. Vamos, que mezclar las extraescolares con lo que está pasando no es ético. Pero digo yo, que, si bien es algo que hago por amor a mi trabajo, estoy en mi derecho a no echar más horas si se me aprietan las tuercas. A lo mejor este padre, profesor de Religión, no sabe que para realizar un intercambio con Francia hay que realizar un montón de gestiones que habitualmente has de realizar fuera de tus horas de trabajo, horas que ahora debo emplear a la docencia y que antes podía cubrirlas con la preparación de las clases u otro tipo de actividad complementaria.
Y es verdad, qué culpa tienen ellos. Yo dispongo de menos tiempo para preparar mis actividades en mi centro de trabajo, pero no tienen que pagar las consecuencias los demás. Así que lo que voy a hacer a partir de ahora es entusiasmarme aún más con mi trabajo, pero fuera de mis horas de trabajo más de lo que ya lo hago.
Como no salíamos de ahí y la discusión se trababa, me suelta que montar todo esto por dos horas lectivas más no es serio y le contesto que a lo mejor él tiene dudas de si hacer dos días de huelga y perder 100€ cada día no trabajado, pero yo no, y desde luego, YO NO HAGO HUELGA POR DOS HORAS LECTIVAS MÁS, lo hago porque en julio del año pasado nos dictaron un cupo a partir del cual teníamos que asumir 5 profesores menos; lo hago porque este años tenemos que hacer lo mismo con 7 profesores menos y el mismo número de alumnos. Total: 12 profesores menos.
Claro, esto no es un recorte, sino un sutil recorte. El dinero será el mismo, que lo dudo, pero además, ese recorte de profesores es mayor si asumimos 20 horas lectivas. Menos profesores implica que habrá menos asignaturas optativas, menos desdobles, menos clases de refuerzo, menos posibilidad de atender a alumnos de integración o de compensatoria, menor posibilidad de atender al 90% de la inmigración que la concertada y privada no quiere atender, menor posibilidad de hacer desdobles para laboratorios y prácticas (mete a 30 alumnos en un laboratorio o taller en donde hay herramientas, utensilios y productos peligrosos), menos profesores con horas de guardias en patios, recreos, aulas y bibliotecas. Pero bueno, la biblioteca se cierra y ya está; el que no tenga dinero para comprarse un libro que se aguante.
YO NO ESTOY EN HUELGA POR DOS HORAS MÁS DE TRABAJO porque ya trabajo las 37'5 semanales y más en mi casa, como todo el mundo sabe que hace un profesor. A mí y a mis compañeros no nos importa eso sino LA DIGNIDAD DE LA ENSEÑANZA PÚBLICA, QUE ES DE TODOS Y EN BENEFICIO DE TODOS.
Aquí dejo el testimonio de una alumna de 1º de Bachillerato de Getafe.
http://esodelaeso.blogspot.com/2011/09/cronica-de-una-alumna.html

jueves, 11 de agosto de 2011

Insolación. Iván Bunin (1870-1953).

Cuando llegué al lugar de la cita, ella no estaba. Hacía calor y la plaza permanecía desierta. Anduve unos pasos hacia la derecha buscándola con cierta ansiedad y luego los deshice para otear al otro lado. Pensé que quizá la encontraría bajo la sombra de algún árbol protegiéndose de un sol de justicia que caía a plomo a las cinco de la tarde.
Y entonces, descubrí su silueta; recogidas las piernas sobre el banco en el que estaba sentada, alzó la mano y al cabo de unos segundos se levantó y echó a correr hacia mí para fundirnos en un abrazo. La acompañé hasta el banco en el que había dejado el libro que estaba leyendo y, tras comentarlo brevemente, iniciamos una larga conversación sobre Literatura y Pintura. Resultó extraño porque no era la primera vez que nos enredábamos en esa madeja, y, sin embargo, hacía una hora "ni siquiera sospechaba de su existencia". Era como si hubiera nacido para mí en ese instante. Me propuso visitar alguna pinacoteca, pero entonces el azul con que adornaba sus ojos, a juego con el vestido, me había embaucado y no quise perder la ocasión de seguir contemplándolos el tiempo que fuera posible.
Después le propuse tomar algo y ella aceptó. Nos acomodamos en una mesa a la sombra de una acacia y proseguimos la conversación, esta vez vertida en aspectos más personales mientras saboreaba una cerveza. Ella prefirió un helado que se tomó sin ninguna prisa hasta dejar que se derritiera sobre el plato. Durante un tiempo que no podría precisar, la tarde se llenaba de voces y ajetreo y comencé a perder contacto con la realidad, me sentí ficción, inquietante ficción a su lado y quizá yo no era quien soy en realidad ni ella fuera quien yo quería que fuese.
Lamenté no tomar sus manos entre las mías, no ceñir su cintura mientras paseábamos por la umbría vereda. Recuerdo que me pidió un beso y, al rozar sus mejillas, levantó el vuelo y se mezcló entre las notas de un redentor y melancólico saxo que entonaba una balada.
Esa tarde fui consciente de que "lo que había pasado allí, no había pasado antes ni sucedería de nuevo". Fui "consciente de haber envejecido diez años".


Iván Bunin, escritor ruso premio Nobel de Literatura en 1933, escribió el relato titulado Insolación.

es.scribd.com/doc/94757083/BUNIN-El-Pastor-y-Otros-Relatos#outer_page_23 

viernes, 15 de julio de 2011

Nuestra Señora del Carmen

Queridos amigos:
Hoy es el último día de mi vida como fumador. Han sido más de 24 años dándole a la nicotina y creo que ha llegado el momento de comenzar una nueva vida.
Este maldito hábito se ha convertido en una obligación en la que caigo una y otra vez sin tener motivos, como el hecho de estar nervioso y todas esas tonterías que decimos los fumadores. Muchas veces se fuma porque no se tiene nada mejor que hacer y otras, porque lo hice el día anterior a la misma hora después del café.
Así que ahora que me voy a Santa Pola, población alicantina cuya patrona es la Virgen del Carmen, me encomiendo a ella con la esperanza de que me guíe por esta senda de racionalidad y sentido común. Mañana es la onomástica de las cármenes de España, que mi abuela materna también lo era, Carmen, poema en latín, qué bonito, ¿no? Pues eso, que un 16 de julio recibí la notica de que iba a ser padre por primera vez, que yo sepa, y creo estar en lo cierto, que era mi primer hijo, y creo que tantos acontecimientos relacionados con esta fecha merecen la ocasión. Además es el segundo año que comienzo las vacaciones en este día...
En fin, quería haceros partícipes del gozo infinito que siento por ser capaz de dejar de fumar media cajetilla diaria, pero no descarto volver a probarlo esporádicamente, sin que por ello vuelva a convertirse en un hábito.
A partir de ahora, si veis que no sé que hacer con las manos, si me como las uñas, o los palillos o notáis algún cambio en esa forma de ser que me caracteriza y que tanto valoráis, si me encontráis "huraño sin motivo", sabed que podéis seguir contanto conmigo.
¡Hala! que me voy a fumar el último, aunque pasen ya cuarenta y cinco minutos de las doce de la medianoche.
¡Virgencita, virgencita! Yo imploro tu ayuda en este trance! Pero si cometo mayor número de actos impuros a partir de ahora, espero contar con tu comprensión. AMEN.

lunes, 11 de julio de 2011

Effi Briest y el deshonor.

La Literatura Realista europea, empeñada en criticar a la clase social que la vio nacer, tan fotográfica, tan descriptiva, tan empírica y tan moralista, recurrió a la mujer como uno de los elementos fundamentales para lograr sus objetivos más allá de lo literario y, de hecho, podemos afirmar que por sí misma se constituyó en objeto de análisis, de modo que protagonizó títulos como Madame Bovary, La Regenta o Ana Karenina, entre otros.
Como denominador común, ya sea en el contexto burgués, altoburgués o aristocrático, subyace la crítica a la hipocresía de una sociedad conservadora que no tolera comportamientos al margen de la moral dominante, como por ejemplo, la infidelidad conyugal.
En esta línea se sitúa la obra maestra del realismo alemán, Effi Briest,(1893) de Theodor Fontane (1819-1898).
Effi se casa con Geert von Instetten quien le dobla la edad y es un desconocido para ella. Como esposa de un alto funcionario de la administración, le sigue en sus traslados, tiene una hija y vive cómodamente sin demasiados alicientes hasta que conoce al comandante Von Crampas. La relación se intuye, pero no se explicita hasta que años después su marido descubre las cartas que se escribían y las citas que mantenían a escondidas. A pesar de que la relación había concluido al trasladarse la pareja a Berlín, Instetten decide zanjar la cuestión a través de un duelo como consecuencia del cual muere Crampas.
El conflicto, resuelto en frío, con la misma frialdad con que el narrador nos va describiendo la sociedad prusiana, presenta el dilema moral con igual objetividad, sin hacer juicios de valor.
Instetten reflexiona: "Quiero a mi mujer por extraño que parezca y me siento inclinado a perdonarla". Entonces, por qué no lo hace si han pasado siete años y tan sólo él es conocedor de la relación, ya acabada, que mantuvieron Effie y Crampas. Porque, según sus propias palabras, "en la vida social se han establecido unas leyes de convivencia (...) y nos hemos acostumbrado a juzgarlo todo en virtud de esas normas, a juzgar a los demás y a nosotros mismos".
Instetten siente el peso de la moral en la que cree y no va a permitir pasar por alto una cuestión de deshonor en la que él mismo es víctima, juez y verdugo.
Al transmitir a Wüllersdorf su deseo de batirse en duelo y su petición de que sea su padrino, ya ha hecho pública la ofensa y hace una interesante reflexión que hoy en día podría parecer exagerada sin que por ello sea menos razonable:
>>>"Pero el secreto ya no existe. Y aunque fuera la discreción personificada y pudiera guardarlo ante los demás, usted ya lo sabe, y el que me haya dado la razón y me haya dicho que lo entiende, no me protege contra usted. Desde este mismo momento, y ya no hay vuelta atrás, sería objeto de su compasión, algo que no es nada agradable, y cada palabra que me oyera intercambiar con mi mujer estaría sujeta a crítica. No podría evitarlo, y cuando mi esposa hablara de fidelidad o se dedicara a juzgar a otras, como acostumbran hacer las mujeres, usted no sabría dónde mirar. Y si al abordar uno de tantos casos de ultraje u ofensa del honor, yo adoptara una actitud benevolente "porque no ha habido voluntad de dolo" o por algo parecido, la sombra de una sonrisa cruzaría su rostro, o cuando menos sus labios se contraerían de forma involuntaria, y pensaría para sus adentros: "El bueno de Instetten tiene una verdadera pasión por examinar todos los componentes químicos de los ultrajes y nunca encuentra una cantidad de ofensa que resulte suficientemente dañina, porque a él nunca le daña nada...", ¿Tengo o no razón, Wüllersdorf?".
Lejos hoy en día de considerar la venganza como una vía expiatoria, Instetten, a quien le pesa haber tomado esa decisión que cree adecuada, por otra parte, reflexiona en estos términos:
>>"Debería haber quemado las cartas, y el mundo nunca se hubiera enterado de nada. Y cuando ella hubiese llegado, sin sospechar lo que había pasado, tendría que haberle dicho: "Este es tu lugar", y a nivel íntimo me habría separado de ella. Pero no ante el mundo. Hay tantas vidas que no son vidas reales, hay tantos matrimonios que no son matrimonios reales... Se habría acabado para mí la felicidad, pero ahora no viviría acosado por esa mirada interrogante y esa afable, silenciosa acusación".
Instetten dio categoría de público a lo privado y una vez que toda la maquinaria se ha puesto en marcha, la sociedad debe actuar como se espera de ella. Hasta los padres de Effi reniegan de su hija, hasta su propia hija ha aprendido a no quererla.
Effi sabe que se ha equivocado, pero sabe muy bien en qué mundo vive:
>>"Me repugna pensar en lo que hice, pero más me repugna aún toda vuestra virtud".
Así que, yo me pregunto si la infidelidad es justificable, hasta qué punto uno puede controlar las situaciones que conducen a la infidelidad, si uno puede o debe retroceder y controlarse, si deben tomarse estos bretes como un signo del fin del matrimonio o si son el motivo que debe conducir a un cambio interno en la pareja, por supuesto siempre que se comunique, como paso previo a la separación definitiva en caso de que la relación no se reconduzca.
Quizá tampoco se piensa hoy en día en cómo queda nuestra imagen cuando confesamos este y otro tipo de situaciones íntimas en las que nos vemos envueltos. Quizá no se hace porque vemos en nuestro confidente a un alter ego que nos va a ayudar a reflexionar en voz alta. Sin duda lo hará y sin duda será así, pero nunca sabremos del todo qué se guarda para sí de la opinión que le merecen nuestros actos porque el código de comportamiento aconseja mostrar ante todo comprensión, nunca crítica.
Y es que siempre habrá ocasión de ser políticamente correctos. Porque la moral es la costumbre, un hábito desdeñable y carente de toda virtud.

jueves, 3 de marzo de 2011

Felicidades.

A todos aquellos padres que llevan a sus hijos al teatro infantil porque no se les ocurre otro sitio mejor donde pasar la tarde teniendo en cuenta que hace mucho frío en la calle, a todos aquellos padres que delegan la educación de sus hijos en los tíos o en los abuelos para que los lleven al cine a ver la película de turno, a esos padres, que llevan a sus hijos a merendar sobre las butacas de los cines y los teatros, a ellos que, en general, no educan a sus hijos para disfrutar del arte, sino que utilizan el arte como pasatiempo para despreocuparse un rato de sus inaguantables gritos, a ellos, que no advierten a sus hijos que existen las papeleras y dejan los cines y teatros hechos un asco, a aquellos padres que no hablan con sus hijos habitualmente y mucho menos para explicarles que ver la tele en casa no es lo mismo que disfrutar de una película o del trabajo de unos actores, a esos padres para quienes todo vale con tal de que el niño no se la monte, a todos ellos: FELICIDADES.

domingo, 20 de febrero de 2011

Toro.

Sí, podíamos creernos que Toro, en la campiña zamorana, podía deber su nombre a ese noble animal que representa a nuestro país por antonomasia, creo yo, con permiso de algunas regiones que hoy en día puedan sentirse mejor representados por otro animal como la oveja o el burro.
El caso es que Toro deriva de Campus Gotthorum (campo de los godos), con aféresis de la sílaba inicial.
Hay que desconfiar de las etimologías populares, por lo que se ve.
 

Poema II.

Si llegado el momento
decidieras marcharte, alejarte
del espacio común
que compartimos, o si
acaso prefirieras el cobijo

de otros labios que digan
tu nombre, desligados del hastío,
del tedio y la costumbre;
si quisieras huir,
escapar de los ritos cotidianos,

mi voz enmudecida
sería como el viento, ceñiría
tu cintura de acrósticos
besos, sería música,
el acorde que anida en el recuerdo.

Acorde de un allegro, ma non troppo.
Sólo por ti, en silencio.

sábado, 19 de febrero de 2011

Aveinte.

Este lugar abulense situado curiosamente a veinte kilómetros de la capital, debería su nombre probablemente al antropónimo latino Adventius, derivado de adventus, es decir, "advenimiento", "llegada".
Sería interesante buscar otros topónimos cuyos nombres remitan equívocamente a otra realidad distinta de la de su procedencia. Proponed alguna.

lunes, 14 de febrero de 2011

Enjoy the silence



Cuando vi este maravilloso vídeo, yo tenía algunos años menos. Estaban echando un programa de vídeos musicales y entonces apareció este Enjoy the silence, (Violator, 1990). La melodía y las imágenes nos invitan a la meditación, a sentirnos pequeños en medio de la creación.
Años más tarde descubrí la comarca de Molina de Aragón, su desierto páramo, el pedregal, los pinares y el sabinar, y allí me vi rodeado de ese espectacular entorno, a salvo de cualquier palabra que pudiera dañarme y, a la vez, a expensas de mis tribulaciones, en un doble juego en el que podía ser una parte de la naturaleza y una víctima de mí mismo.
Cuando nos hiere la vida, no hay refugio posible, ni siquiera en la soledad de las planicies, en la serenidad de los arroyos o en los soberbios roquedales, uno se siente minúsculo y vulnerable, o como un rey, pero, al menos, no hay palabras que te dañen; y las penas, y las dudas, y los errores son sólo eso, y no hieren a nadie.
Aquí tenéis la letra:


Words like violence
break the silence,
come crashing in
into my little world.

Painful to me,
pierce right through me,
can´t you understand?
Oh my little girl!
All I ever wanted,
all I ever needed
is here in my arms.
Words are very unnecessary,
they can only do harm.
Vows are spoken
to be broken,
feelings are intense,
words are trivial.
Pleasures remain
so does the pain,
words are meaningless
and forgettable.
All I ever wanted,
all I ever needed
is here in my arms.
Words are very unnecessary,
they can only do harm.

Ya sabéis que espero vuestra traducción.

sábado, 12 de febrero de 2011

El Tesoro de Sebastián de Covarrubias.

Entre 1492, fecha de la primera Gramática europea de una lengua vulgar, la española de Nebrija, y el Diccionario de Autoridades de la Real Academia Española, 1739, se sitúa el Tesoro de la lengua castellana o española, 1611, obra de Sebastián de Covarrubias.
Si bien, en cuanto a las gramáticas en lengua vulgar, España se adelantó al resto de Europa, no fue éste el caso del diccionario de Covarrubias, llamado como tantos otros en la época, tesoro.
El de Covarrubias es más que un diccionario y menos que una enciclopeida como hoy los entendemos ya que está plagado de comentarios, citas, curiosidades, refranes, etc., de tal suerte que puede leerse sin que resulte árido y no sólo consultarse.
Como ejemplo de lo que digo valga esta muestra:



Definición:
GORRA. Es ornamento de la cabeza, con que andamos en la ciudad o villa, y cuando se ha de hacer visita y estar en alguna congregación pública con traje y hábito decente.
Excursos:
Y cuando se va por la calle, si llueve o hace sol o viento, o mucha frialdad, tomamos sombreros, aunque ya este buen término se va estragando; y no tan solamente seglares, pero aun clérigos traen de ordinario sombreros.
Expresiones compuestas:
Llamaron medias gorras aquellas cuya faldilla caía derecha la mitad, y cubría el pestorejo y las orejas, y con una toquilla que formaba una rosa en medio de la coronilla; y esta era cobertura de letrados y consejeros de los reyes.
Frases hechas:
Ser duro de gorra, esperar a que el otro se la quite primero.
Refranes y dichos:
Para notar a uno de cornudo suelen usar de un término en dialogismo, diciendo uno de la conversación, cuando el cornudo pasa por delante: «Ponte su gorra», y responde el otro: «Más quiero andar en chamorra [trasquilado]».
Derivados:
Gorrón
, gorra grande. [...] En el Andalucía llaman gorrones a los gusanos de seda, que habiendo pasado las comidas y a las dormidas, al tiempo que los demás suelen hilar sus capullos, se están ellos quedos y engorran el desbabar.
Etimologías:
Y hase de advertir que Diego de Urrea dice que gorrón es nombre arábigo, de gurarum, que vale engaño.
Historia:
Los romanos, en tiempo de paz, no traían nada sobre la cabeza; pero los muy regalados, si llovía o hacía mucho sol, echaban una punta de la toga sobre la cabeza, y si topaban en el camino algún personaje a quien se debía hacer cortesía, descubrían la cabeza, que en latín responde aperire caput; y por no entender algunos el modo de llevarla cubierta, tuvieron por cierto que se cubrían con particular cobertura señalada para traer sobre la cabeza. Sin embargo desto, los que eran enfermos della, de modo que les obligase a traerla cubierta (como agora a los que se ponen cofiezuelas y bonetillos) traían una mantellina cuadrada y corta sobre la cabeza en el teatro, porque estaban al sol y al aire y al agua y mal temporal. Les consentían llevar sombreros de falda larga y las umbelas, que eran como quitasol; no embargante que tendían encima sobre cuerdas tirantes unas velas o cielos; pero estas a veces las levantaba el aire y no se podían sustentar y tampoco resistían el gran calor del sol por caniculares. Fuera del teatro no usaban los sombreros, salvo cuando iban camino o habían de salir fuera de poblado.
Citas:
Y porque universalmente todas las criaturas deben reconocimiento a Dios, y el hombre, por natura y gracia habiéndole mejorado en tercio y quinto, entre las demás, ante su acatamiento toda cabeza se descubre y humilla, echando por tierra coronas y tiaras. Esto se nos representa en aquella revelación de San Juan, Apocalypsis, cap. 4: «Et cum darent illa animalia gloriam et honorem et benedictionem [...]».
Metacomentarios del autor:
Desto pudiera traer muchos lugares ['citas'], pero el curioso se los buscará, que me queda mucho camino por andar de aquí a que pueda cumplir con este trabajo que he emprendido. [Y a pesar del "mucho camino por andar" que le quedaba, Covarrubias aún estiró esta entrada, que iba por las mil palabras, en otras seiscientas].
Recuerdos personales:
La gorra es cobertura de cabeza de hombre seglar, y antiguamente los criados de los estudiantes en Salamanca traían capas y gorras, de donde tomaron el nombre de capigorristas; pero como teniendo cursos era tan bueno Pedro como su amo, en el voto algunas veces dan o quitan ellos las cátredas; y por eso el otro opositor en mi tiempo, les captaba la benevolencia por un gracioso rodeo, diciendo: «Los señores mis señores, que sirven a otros señores, mereciendo ser servidos, y yo les soy servidor».

Así que, para conmemorar el cuarto centenario de tan magna obra, propongo que cada uno de nosotros brindemos con palabras, que cada uno elija aquélla que por razones diferentes significa algo para sí mismo, da igual el motivo y embriaguémonos de palabras, ahora que he roto el silencio.



PARA EMPEZAR PROPONGO BRINDAR CON LA PALABRA "LASCA" que en mi casa se empleaba no para referirse al fragmento que se desprende de una piedra, sino con el significado de "loncha" o "trocito de cualquier vianda o alimento que se corta para comerse". Cosas de Extremadura. "Párteme una lasca de chorizo, anda".

martes, 8 de febrero de 2011

Luis Alberto de Cuenca.

La semana pasada nos visitó, en el I.E.S Pintor Antonio López, el poeta y erudito Luis Alberto de Cuenca, quien a partir de hoy es miembro de la Academia de la Historia.
No pude disfrutar de la elocuencia de sus palabras ni de su afectado verbo, no exento de naturalidad, durante la hora y pico que duró su presencia en el salón de actos pues el deber me tenía deparado otros quehaceres, pero sí pude escucharle recitar tres poemas que comentó con gran sencillez ante un público adolescente que dejó al autor, al término de su intervención, satisfecho por el animado turno de preguntas que hubo en la parte final de su recitación.
Luis Alberto de Cuenca, poeta que evoluciona desde el culturalismo, de la mano de su coetáneo Luis Antonio de Villena, destaca por considerar que cualquier tema es materia poetizable y que cualquier palabra encaja en un poema, si se sabe hacer con gusto.
Comentó que su obra acaba de aparecer en una antología de la colección Castalia Didáctica muy útil para el profesorado. Yo tenía otro libro, Los mundos y los días. Poesía 1970-2002, publicado en Visor Libros, en el que aparecen los poemas que leyó, todo hay que decirlo, de memoria.
A mí me gusta el Luis Alberto de Cuenca que poetiza las difíciles ralaciones de pareja de la postmodernidad por la ironía y el humor que emplea, no exento de desencanto. Hoy dejo esta muestra para los que seguís el blog.

SONETO DEL AMOR DE OSCURO

La otra noche, después de la movida,
en la mesa de siempre me encontraste
y, sin mediar palabra, me quitaste
no sé si la cartera o si la vida.

Recuerdo la emoción de tu venida
y, luego, nada más. ¡Dulce contraste,
recordar el amor que me dejaste
y olvidar el tamaño de la herida!

Muerto o vivo, si quieres más dinero,
date una vuelta por la lencería
y salpica tu piel de seda oscura.

Que voy a regalarte el mundo entero
si me asaltas de negro, vida mía,
y me invaden tu noche y tu locura.

Quizá conozcas algún otro poema de este autor. Te invito a compartirlo.
Y también a que conozcas  quién fue el autor de la letra de Caperucita feroz de La Orquesta Mondragón.


viernes, 28 de enero de 2011

Juana de Arco. La dama de Orleans.



No sé bien si fue la canción Joan of Arc (Maid of Orleans) de O.M.D. (Orchestral Manoeuvres in the Dark) la que me acercó en 1982 a la figura aterciopelada de Juana de Arco o si fue su heroica vida la que me atrajo en un primer momento hasta que el video clip configuró una imagen estilizada que no se correspondía con la realidad de una mujer guerrera, heroica y visionaria.
Años más tarde apareció la película basada en la vida de Juana de Arco y entonces la heroína abandonó aquel conjunto de imágenes acompañadas de una música tan sugerente para convertirse en la mujer que quiso vivir y morir sin traicionar la razón de su fe.
Porque Juana de Arco pudo ser una iluminada que se sintió abocada a cumplir con su destino hasta las últimas consecuencias, hasta la muerte, y así, algunos podrían decir que estaba loca, pero lo que es evidente es que al menos vivió como quiso vivir sin que nadie la empujase a una muerte tan horrible y tan temprana.
Ejemplos como el suyo hoy no se entienden, pero faltan Juanas de Arco que pasen por la vida sintiendo y asumiendo un compromiso más allá de los dones de la vida.

domingo, 23 de enero de 2011

¿Qué es poesía?

La poesía es creación, es expresión y es emoción. Como en todas las obras de arte, sea cual sea su vertiente, fondo y forma se funden en algo nuevo independiente de la realidad, algo con lo que podríamos identificarnos, que podría ser realidad, algo que simplemente podría formar parte de nuestros deseos y frustraciones.
En más de una ocasión, hubiéramos querido escribir, pintar o esculpir un poema, un cuadro o una escultura, nos hubiera gustado expresarnos de la misma forma porque esa expresión respondía a la emoción o al sentimiento que llevábamos dentro.
Cuántas veces no habremos ensayado cada uno de nosotros una poesía, simplemente como una manera de exteriorizar lo que nos pasa, una pena casi siempre, o una alegría,  sin mayores pretensiones a pesar de que haya acabado perdida en un cajón o una carpeta...
POR ESO, HA LLEGADO EL MOMENTO DE QUE ESCRIBAS TU POEMA. PERMÍTENOS QUE NOS ASOMEMOS A SU EXPRESIÓN Y PROMETEMOS QUE NOS PREGUNTAREMOS POR QUÉ LO ESCRIBISTE O QUÉ QUISISTE DECIR. "PORQUE EL ARTE ES LARGO, Y ADEMÁS, NO IMPORTA".

NO COMENTES LA ENTRADA. REGÁLANOS UN POEMA EN TU COMENTARIO. Y GRACIAS.

domingo, 16 de enero de 2011

Muñecas de porcelana.

Dice la R.A.E que la porcelana es una "especie de loza fina, transparente, clara y lustrosa, inventada en China e imitada en Europa". Y en su tercera acepción: "esmalte blanco con una mezcla de azul con que los plateros adornan las joyas y piezas de oro".
Cuando estamos ante una mujer de piel blanca y lustrosa, poco expresiva, pero a la vez enigmática decimos que parece de porcelana.
No me atrevería a decir si ser o parecer de porcelana es poseer una cualidad positiva o no porque detrás de la aparente belleza se encuentra la frialdad, la expresión hierática del rostro y del alma.
Leon Tolstoi escribió La muñeca de porcelana, un breve relato en el que su mujer se transforma en muñeca de porcelana cuando ambos están solos.
"A través de mi sueño la oí abrir la puerta, respirar mientras se desvestía, salir de detrás del biombo y acercarse a la cama. Abrí los ojos y vi -no a la Sonia que tú y yo concíamos-, ¡sino a una Sonia de porcelana! (...) Le toqué el brazo; era suave, agradable al tacto y de fría porcelana. Pensé que estaba dormido y me pellizqué, pero ella no cambió y se mantuvo inmóvil frente a mí.
Le dije:
-¿Eres de porcelana?
Y sin abrir la boca (que permaneció como estaba con sus labios curvos pintados de rojo brillante), replicó:
-Sí, soy de porcelana".
Así que, yo me pregunto qué fue lo que motivó esta mutación tan extraña en una mujer que compartía una apacible vida burguesa con su marido y me pregunto cuántos hombres y mujeres de porcelana no habrá alrededor de nosotros compartiendo su vida, su trabajo y sus aparentes emociones con nosotros que, al menos que seamos del todo conscientes, no somos de porcelana.
Y qué se puede hacer cuando tu pareja se convierte en un objeto de porcelana? De momento, procurar que no se rompa porque, puestos a compartir una vida con un objeto inanimado, mejor sería, creo yo, escoger un maniquí (por lo menos), como en aquella película de tan afamado actor que protagonizó La cabina, de cuyo nombre no puedo acordarme.
¿Eres tú un ser de porcelana?

www.ciudadseva.com/textos/cuentos/rus/tolstoi/munyeca.htm

lunes, 10 de enero de 2011

Poema I.

Para entender tu nombre,
evadido por caminos inciertos,
huido entre las sendas
del conocimiento -dentro de mí-
no necesito más que la intuición.

Y cuando te reveles
indefectiblemente
completa en cuerpo y sangre,
tu imagen quedará
sellada en el recuerdo.

domingo, 9 de enero de 2011

A todos vosotros.

Feliz año, ya con retraso, a todos mis amigos, a todos los que os habéis acercado a mi blog, a todos los que no lo habéis hecho aún, a los que aún no he dado el enlace y a todos los que, sin conoceros, os acercaréis a mis palabras.
Os dedico de todo corazón, este poema de Mario Benedetti:

Si alguna vez adviertes que te miro a los ojos
y una veta de amor reconoces en los míos,
no pienses que deliro,
piensa simplemente que puedes contar conmigo.
Si otras veces me encuentras huraño sin motivo,
no pienses que es flojera,
piensa solamente que puedes contar conmigo.
Pero hagamos un trato,
yo quisiera contar contigo.
¡Es tan lindo saber que existes!, uno se siente vivo,
y cuando digo esto
no es para que vengas corriendo en mi auxilio,
sino para que sepas que tú siempre puedes contar conmigo.

jueves, 6 de enero de 2011

La confesión del doctor Jekyll.

"Sí, tomé partido por el maduro e inquieto doctor, rodeado de amigos y con la ilusión confiada a honestas esperanzas; dejé caer con un definitivo adiós a las riendas de mi libertad, renuncié a mi otra juventud, a la ligereza de la vida y a los violentos impulsos y secretos placeres que había disfrutado oculto en Hyde.(...) Decidí redimir el pasado con mi conducta futura, y puedo decir honestamente que mi decisión dio algunos frutos. Tú mismo sabes con cuánto empeño trabajé en los últimos meses del año pasado por aliviar mis sufrimientos; sabes que hice mucho por los demás y que aquellos días pasaban sosegadamente, casi felices para mí. Sinceramente no puedo decir que hallara fastidiosa esta vida benéfica e inocente, creo, al contrario, que día a día disfrutaba más; mas aún sentía dos cursos de dobles intereses atravesarme; y tan pronto como se agotó el primer impulso de mi penitencia, mi parte más baja, tanto tiempo consentida, tan recientemente encadenada, empezó a bramar por licencia. No es que yo soñara con resucitar a Hyde, cuya sola idea me aterrorizaba; no, fue en mi propia persona donde sentí ahora la tentación de jugar con mi conciencia, y así, como cualquier pecador secreto, caí finalmente ante los asaltos de la tentación."

La novela sobre la dualidad del ser humano, sobre el desdoblamiento de la personalidad o, simplemente, la novela que simboliza el juego de la doble vida sigue teniendo vigencia hoy en día como uno de los grandes clásicos de la literatura universal.
El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, (Robert L. Stevenson, 1886) representa el dilema de la tentación, la duda ante el camino correcto de la moral, la tentación ante lo prohibido y la fascinación ante el pecado. Una cuestión de fortaleza o de debilidad ante los vicios.
Y es que a Jekyll el asunto se le fue de las manos y lo que comenzó como una exploración del lado oscuro sobre el que ejercía un dominio, acabó convirtiéndose en un "vicio", en algo que acabó por dominar y arruinar su primera vida.
Las apariencias engañan, es cierto, y de lo que veas, la mitad creas, dice una sentencia popular y, al final, todo sale.
Eso sí, mantener esta dualidad, es decir, elegir la vía de no renunciar a ninguna de las dos caras, de las dos vidas, exige tener un dominio exhaustivo sobre tu personalidad y sobre tu vida que muy pocos podrían superar.
Este pasaje refleja muy bien la esencia de la novela de Stevenson: ¿puede y/o debe el hombre renunciar a sus instintos?
Hasta donde la libertad del prójimo y los derechos humanos empiezan, debe renunciar a sus instintos, pero en todo lo demás, se debe explorar, concer y experimentar sin más límites que la felicidad de uno mismo y de las personas que quieres.

miércoles, 5 de enero de 2011

Poema introductorio.

El transcurso del tiempo no marchita
tu nombre ni lo eclipsa, lo mantiene
secreto, lo atesora; pero yo
no sé si te conozco.

Mis labios no te asían como antes,
ya no te perfilaban. Tu expresión,
las cadencias de tu voz, tu sustancia,
no me pertenecían.

La esencia de tu cuerpo, tu simiente,
el tiempo no las cambia, permanecen
por siempre inalterables.

Y sin embargo, busco en mi consciencia
la forma de atraparte, poseerte,
pronunciarte o callarte.

martes, 4 de enero de 2011

Les vacances

Els meus pares són extremenys, però quan arribava l'estiu, marxàvem a València, concretament a un poble de La Ribera, situat entre Xàtiva i Alzira, que diuen Castelló de la Ribera. Permeteu-me en aquest punt que faci alguns aclariments.
En primer lloc, he de dir que a Don Benito (Badajoz) anàvem a la Setmana Santa i per La Immaculada, i clar, m'avorria molt visitant els amics dels pares, comprant xoriços i formatges.
En segon lloc, estiuejar a Castelló es deu a raons històriques i familiars. Durant la Guerra Civil, una cosina-germana de mon pare es va quedar a viure en aquell poble, ella i la resta de la família descendent de la tia Rosalía, germana de la meva àvia paterna. L'afecte comú entre ambdues parts va fer que ens convidéssim a passar-hi les sempre curtes vacances a casa seva.
Per últim, el nom original del poble és Villanueva de Castellón, el qual li va donar el rei Felipe II, per a diferenciar-lo de Castelló de la Plana. Quan va arribar la democràcia, la gent es debategava entre canviar el nom per Vila-nova de Castelló, o Castelló de la Ribera, nom que porta enguany.
Els primers passos en l'aprenentatge del català van ser en valencià i mai no vaig aventurar-me a parlar-ne. En canvi, m'afanyava per n'entendre. Els amics deien que ja era hora que en parlés i que n'entengués perquè portava molts anys anant-hi.
El cas era que ells no s'acostumaven a parlar-me en castellà, els hi costava molt i, encara que començaven en castellà per tal que els entengués, en mig de la conversa continuaven en valencià. De fet, per alguns, traduir un text al castellà suposava un esforç considerable.
D'altra banda, aquells anys, els primers de la democràcia, van ser anys de reivindicacions nacionalistes, anys en els quals vaig comprendre que ésser espanyol o sentir-se espanyol no era igual en totes parts i que existia un rebuig a identificar-se amb Espanya. Però d'això tractarem més endavant.

lunes, 3 de enero de 2011

Contenedores de papel.

Últimamente, en el Barrio de Lacoma, se prodiga la quema de contenedores de papel. Creo que de los que están cerca de mi casa no queda ninguno de los originales porque alguien se dedica a quemarlos arrojando en su interior algún líquido inflamable o una cerilla, vaya usted a saber.
El pasado día 30 de diciembre presenciamos la última hoguera de San Juan por Navidad. Mi hijo pequeño se lo pasó muy bien porque allí acudieron policía municipal, nacional y un camión de bomberos azul, pintado de tal guisa con el objeto de protestar ante la falta de medios que padece el noble cuerpo.
Un derroche de medios para cubrir una urgencia que en algunos casos se salda con daños a los coches que aparcan junto a estos contenedores. Allí estaban dos muchachitos exhibiendo mecheros y sonrisas. El policía nos pide que nos apartemos por seguridad, pero a uno de los niñatos no se le ocurre otra cosa que ponerse cerca del contenedor arrimando las manos para calentarse un poco. El policía le llama la atención y no pasa nada, claro, es una chiquillada, pero podía haberle sancionado de alguna forma por desacato a la autoridad y por su actitud temeraria, por no hablar de la chulería y falta de educación.
El tío de la vara le hubiera venido mejor para templar al joven adolescente más que el calor que salía del contenedor, pero no vino ni siquiera para castigar al vándalo causante del suceso.