Páginas vistas en total

martes, 15 de mayo de 2012

Ausencia (y olvido)


Déjame decirte, amor, una vez más,
ahora que el tiempo y la distancia
se erigen como única certidumbre
sobre la angustia,
ahora que se tambalean los cimientos
de la costumbre,
cuando todo parece ajeno
y mi voz está perdida,
déjame decirte que te amo.

Déjame contarte que el tiempo y la distancia
contienen el solar de este crepúsculo,
que las horas se alimentan con esquelas
de esperanza y amanece indiferente el nuevo día
tras un día y otro día
fragmentado en el recuerdo,
déjame decirte, susurrarte, callarte
que soy sueño en el olvido,
sin tiempo ni distancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario