Páginas vistas en total

viernes, 31 de diciembre de 2010

L'aprenentatge.

Estudiar català no estava entre els meus plans. De fet, va ser la meva dona qui va animar-me a fer-ho. Jo estava preparant les oposicions a profesor de Llengua y Literatura quan ella va suggerir-me la idea i, tot seguit, l'estiu del 98 vaig començar a estudiar Gramàtica catalana.
En general, és molt semblant a la castellana i es diferencia, sobretot, en el lèxic, més proper al francès.
El que resulta curiós és que per a la prova oral vaig preparar el mateix tema que van preguntar-me el dia de l'examen i això va facilitar molt les coses. El resultat va ser que vaig entrar en tercer i vaig treure el certificat de català elemental que em donava un punt per a la fase de concurs.
Un cop n'havia fet de tants amics a la Escola d'Idiomas, com havia de deixar-ho. Vaig continuar fins acabar cinquè per a obtenir així el diploma de català.
Va ser una gran experiència aprendre català, però, de cert, no trobo molta gent amb qui parlar-ne. Així que, de tant en tant, marxo de vacances a Catalunya i tracto de parlar amb la gent i de llegir tot el que estigui al meu abast.
Espero que gràcies a aquest espai arribi a algú amb qui pugui establir una conversa en català, és clar, però també en castellà.

7 comentarios:

  1. Me encanta. Siento no poder hablar contigo en catalán. Yo siempre he dicho que me hubiese encantado tener una segunda lengua en Madrid, porque el ser bilingüe te abre la mente, y te facilita el aprendizaje de otras lenguas extranjeras. Como tú mismo dijiste en la otra (catalana) entrada, otra lengua te da otra visión del mundo. E incluso de ti mismo, añado. No sé cómo se dirá Feliz Año en catalán, pero eso mismo! ... Ein fröhes neues Jahr, por si cuela en alemán.

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría que te hayas tomado la molestia de leer en catalán y de publicar tu comentario. Uno de los ejemplos de convivencia más claros entre las dos lenguas está en el hecho de mantener una conversación en catalán y en castellano a la vez por el hecho de que cada uno escoja la lengua con la que se siente más cómodo para comunicarse. Esto es posible en Cataluña, yo lo he visto, y en las regiones catalanoparlantes.
    Así que modificaré el final de mi entrada para que los comentarios se hagan en castellano, si uno lo prefiere. Así que bienvenida seas, "benvinguda sigues" y "Feliç any nou".

    ResponderEliminar
  3. La convivencia no es entre las lenguas ni entre las ideas, sino entre las personas. Desde el momento que alguien se toma el interés de ver el punto de vista de la otra persona, de entender las razones del otro, de "meterse en los zapatos del de enfrente", hay mucho ganado. Si todos nos tomasemos ese pequeño tiempo para valorar las necesidades de quien tenemos "simplemente" al lado, el mundo sería de otra manera, y las relaciones entre las personas, mucho más fáciles....

    ResponderEliminar
  4. No faltaba más, así es, podría haber dicho la convivencia entre los catalanes y las catalanas y el resto de españoles y españolas o el resto de personas del resto del Estado español.
    Cuando participé en el intercambio entre el instituto de Villalba, María Guerrero y el instituto de Mataró, Josep Puig i Cadafalch, una de las cosas que más me llamó la atención fue cómo, aunque los profesores hablasen en catalán, los alumnos, hijos de familias emigrantes de Andalucía y Extremadura, contestaban en castellano. Eso es un ejemplo de convivencia al margen de que desde la Generalitat se imponga el catalán como lengua vehicular frente al castellano y está al margen de que si unos padres desean escolarizar a su hijo en castellano, parece que la única opción que les queda es que el niño vaya a Refuerzo de Catalán para llevar a cabo una inmersión lingüística que le permita incorporarse con el resto de sus compañeros al aprendizaje de las diferentes materias en lengua catalana.
    Por otro lado, sí, pongámonos en el lugar del otro "walk in their shoes": ¿son una nación, es posible la compatibilidad de ambas nacionalidades, es razonable que la enseñanza en Cataluña sea en catalán y que el castellano tenga el mismo trato que el inglés o el francés, debería exigirse a los nacidos en Cataluña una prueba de castellano oral y escrito cuando se presenten a puestos de la administración fuera de Cataluña igual que han de hacerlo quienes se presenten allí, por qué los documentos oficiales en Cataluña deberían ser bilingües y mayoritariamente están sólo en catalán, deberían estar escritos en ambas lenguas cuando se trate de documentos oficiales fuera de Cataluña?
    Convivencia y tolerancia, bilingüismo y adaptación al medio. Esos hijos y esos padres inmigrantes no han hecho el menor esfuerzo por aprender o por lo menos hablar catalán porque el estado les ha protegido durante décadas, prohibiendo el uso del catalán. Bueno, esperemos que el péndulo del catalanismo se modere algún día y entiendan que una sociedad bilingüe es mucho más rica.
    Que alguien nos cuente qué hacen en Suiza o en Bélgica en los casos de escolarización entre nacionales de diferente procedencia lingüística.
    He dicho. Un abrazo, Luis, bienvenido a mi blog.

    ResponderEliminar
  5. M'ha encantat el teu article, és molt emotiu. Jo sóc de Barcelona i, si vols, podem parlar en català quan tu vulguis. Només cal que m'ho demanis.
    Moltes felicitats pel teu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déu n'hi do; mare de Déu; mareta, la "meua" xiqueta. Ves per on ara el que m'agradaria és que corregeixis les posibles errades que hagi pogut cometre en escriure català, per tal d'aprendre de tu.
      Moltes gràcies a tu i siguis molt benvinguda.

      Eliminar
  6. D'acord, aqui tens una col.laboradora i admiradora :)
    Em passaré sovint pel teu blog.
    Una abraçada.

    ResponderEliminar