Páginas vistas en total

miércoles, 13 de febrero de 2013

Aguas.

Dos. Nueve.

Dolientes, solitarios,
discurren sinuosos, complacientes,
remansando sus aguas,
Ardena, en los sombríos
recodos poblados de agapantos.



2 comentarios:

  1. Querido compañero, nos estás regalando (gratis total) un magnífico poemario donde los endecasílabos y heptasílabos italianizantes parecen haberse ido a dar una vuelta por el Japón. Buena combinación. (Y perdón por el pareado)

    ResponderEliminar
  2. Si más o menos te están gustando, yo te agradezco tus palabras, siempre sabias incluso cuando callan.
    Efectivamente, no sé si lo he dicho públicamente, "Ardena" es un poemario hecho de "haikus" occidentales, si se me permite, un "canzoniere" en el cual lo lírico y lo narrativo fluyen a lo largo de una historia de amor en la que cada lira es un instante salvado del olvido. Garcilasiano. Gracias.

    ResponderEliminar