Páginas vistas en total

domingo, 3 de febrero de 2013

Dos. Cinco. (Llama).


Y se avivó la llama
quebrada, crepitante, temblorosa,
que inflama las paredes
de tu cuarto de nombres
fingidos en la gavia del espanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario